Categorías

¿Y si tu compra tuviera un secreto?

0 Gustó

La compra online es solitaria.

Estás tú y tu dispositivo: los dos ahí mirando y buscando productos y recomendaciones, solo con la intención de comprar bien y no equivocarte. Es lógico, seguro que muchos sitios de los que visitas no esperan más de ti, que tu dinero y sacar el pedido rápido para olvidarte. Esto es así, al menos hasta ahora. 

Wappetea hace más por ti ¿sabes cuál es nuestro secreto?

Comprar siempre es satisfactorio para el que realiza el acto, pero también para el vendedor, sobre todo cuando es una persona real, y esto es lo que pasa en Wappetea.  

Cuando compras no lo haces a una página o a una multinacional, lo estás haciendo a un pequeño comercio de una localidad cualquiera de España. Un pequeño comercio, que cuando recibe tu pedido... ¡uf! no veas la felicidad y el entusiasmo con que lo recibe.

¿Y por qué?

Es fácil: la peluquería, la barbería o los centros de estética no están familiarizados con la tecnología.

De lo que ellos entienden es de ti, de tu piel y tu cabello.

Cuando alguien como tú hace una compra, ellos te perciben como si hubieras entrado por la puerta de su salón a preguntar.

Quieren cuidarte y por eso una de las prácticas mas habituales de los profesionales de Wappetea, es llamar

¡Ostras, se preocupan por ti!

Pues sí, los profesionales de belleza son personas muy sensibles y así lo demuestran en la plataforma. Les apasiona su trabajo y sus clientes: solo quieren lo mejor, lo buscan y te lo ofrecen de una manera honesta porque ellos lo han probado y saben que funciona.  

Como ves, la compra de un cosmético genera entusiasmo entre las dos partes: nosotros desde Wappetea tendemos ese puente de comunicación tecnológica. Tú como cliente y el profesional conectáis de tal forma que pareciera que os leéis el pensamiento.  

Sentir que nuestros clientes son personas es maravilloso.  

Y ¿qué mejor regalo que hacer feliz a alguien por unos momentos?

Cuando compras, generas en nuestros profesionales una sonrisa de ésas de… ¡No me lo creo! Una sonrisa nerviosa que hace que de inmediato tu pedido se ponga en marcha.

Cuidan el producto como una joya, te lo envuelven y lo ponen en la caja con el sentimiento de que ¡ojalá te guste!

Estos sentimientos y sensaciones son el motor de una relación duradera y los profesionales lo saben.

Tu premio oculto es muy grande: hacer sentir bien en el sentido más amplio de la frase.

Quizás a cualquier vendedor de una gran superficie o cadena solo le importa hacer su trabajo (o igual no, hay personas excelentes en todos los sitios). Pero sí es cierto que este sector es muy emocional y así lo refleja en todo lo que hace.  

Wappetea no sería un éxito sin ellos. Un producto es un producto, pero una persona es algo más: los profesionales que venden en Wappetea, sean peluqueros, barberos o esteticistas, siempre mirarán por ti.

Un cambio más que justo.

¿Sabes qué? Una profesional de un pueblo pequeño en la sierra de Toledo, en el inicio, no quería entrar en Wappetea. Decía que cómo iba a conseguir vender desde allí, y que no representaba nada para su negocio tener una tienda virtual.  

Después de abrir su tienda en Wappetea, ha conectado con el mundo y con muchos clientes nuevos. Llama a los clientes desde su pequeño pueblo, les ayuda y les da consejo sincero

Esta es la magia. Nosotros solo ayudamos a conectar, el profesional hace el resto.

¡Gracias a los miles de clientes y cientos de profesionales que conectamos a diario!

Gracias, porque nos hacen pensar que el mundo es comunicación y no solo una pantalla. Que el teléfono sirve para llamar y preguntar “¿Qué tal estás?” “¿Necesitas algo más?”.

Gracias por demostrar al mundo que la tecnología, sin la emoción del ser humano no sirve de mucho y gracias a los que compráis por respetar a nuestros profesionales que tanto aman la profesión.  

¿Un regalo? Siéntete bien con tus acciones y recibe lo que das. Es el circulo de la vida.

Gracias a todos, ¡disfruta de tu momento Wappetea! 

Fernando Suarz,
Coach Wappetea. 

  • Enlace externo: facebook
  • Enlace externo: Twitter
  • Enlace externo: Pinterest

Deja un comentario

Código de seguridad